Técnicas de estudio III. Apuntes. Guardia Civil - Ser Guardia Civil
Apuntes. Guardia Civil. Técnicas de estudio III

Técnicas de estudio III. Apuntes. Guardia Civil

Los apuntes son un clásico que todo estudiante debe saber manejar.

Desde las primeras etapas escolares hasta la universitaria, tomar apuntes es y ha sido un aspecto primordial del aprendizaje.

Pero, como toda técnica, hay que conseguir manejarla bien para que sea efectiva, así que olvídate de aquello que solíamos pedir: «¿Me pasas tus apuntes»?

Los apuntes tienen que ser TUS apuntes.

Para eso has hecho el paso anterior, una lectura activa y, además, en un tiempo específico con sus descansos incluidos (por cierto, no use los tiempos de descanso para repasar los apuntes porque entonces no estarás descansando).

Palabras, conceptos, leyes, artículos importantes, frases enteras, dibujos, esquemas, cualquier cosa que te haya llamado la atención, que no hayas entendido o que creas que son importantes y en las que debes profundizar serán TUS apuntes.

Apuntes personalizados

Los apuntes personalizados tienen la ventaja de que nadie sabrá mejor que tú por qué escribiste eso y no otra cosa, y te ayudarán a la hora de recordar el resto.

No creo que haga falta puntualizarlo, pero, por si acaso, no está de más recordarlo.

Verás que he dicho lápiz y papel y no Tablet, Smartphone ni ordenador.

Un estudio de la Universidad de Princeton «demostró que quienes toman apuntes con un dispositivo digital pueden escribir más palabras, pero al cabo de 24 horas suelen olvidar lo aprendido.  […] no logran retener la información más importante porque no la depuran, sino que simplemente transcriben».

Además, resaltó los beneficios de tomar apuntes a mano, entre ellos que «ponemos en práctica tres actividades cognitivas complejas, como comprender, seleccionar y escribir».

Tomar apuntes también contribuirá a que memoricemos mejor y a que podamos «traer» esos recuerdos en el momento que los necesitamos, esto es, el día del examen.

Esto tiene que ver con lo que comentaba en el primer punto sobre el «Efecto de la memoria espaciada», ya que se ha demostrado que tendemos a recordar más y mejor cuando hacemos resúmenes y, sobre todo, listas.

De ahí la importancia de hacerlas a mano, poniéndoles número o viñetas, lo que hará que también se active nuestra memoria visual. Por ejemplo:

  • Título I. D​e los derechos y deberes fundam​entales
  • Capítulo primero. De los españoles y extranjeros
  • Capítulo segundo. Derechos y libertades
  • Sección 1ª. De los derechos fundamentales y de las libertades públicas 
  • Sección 2ª. De los derechos y deberes de los ciudadanos
  • Dónde estudiar y tomar apuntes

    He dejado esta apartado para el final y, tal vez, estés pensando que el lugar en el que estudias no debería ser considerado como una técnica de estudio.

    Sin embargo —y más teniendo en cuenta que, por ejemplo, en Ser Guardia Civil los Cursos son online—, el sitio en el que decides ponerte a estudiar es, si no el más importante, si fundamental.

    Está claro que a nadie se le ocurriría irse a estudiar a un parque un domingo por la mañana lleno de familias, cumpleaños, pelotas, gritos, etc.

    Claro que, también es posible que no te quede más remedio. Pero ese es otro tema del que ya hablaré en otro momento.

    Así que, vamos a ponerlo fácil. Dos opciones: en casa o en la biblioteca.

    Definitivamente, estudiar en casa parece tener más ventajas que inconvenientes:

    Lo tienes todo a mano, no tienes que llevarte los libros, los apuntes, el ordenador, etc.

    Además, en los momentos de descanso puedes ir a la cocina y tomarte algo, puedes ponerte música de fondo si te ayuda a concentrarte y, sobre todo, no pierdes ni un minuto en los desplazamientos.

    Entonces, ¿cuál es el inconveniente?

    El principal es uno que tiene un nombre un poco raro: procrastinación.

    El DRAE da una definición digamos que un poco light o políticamente correcta. Dice que procrastinar es ‘diferir, aplazar’.

    Para entendernos: procrastinar es buscar cualquier excusa para no tener lo que se supone que tenemos que hacer.

    DEJA DE PROCRASTINAR Y DESCARGA EL PLANIFICADOR DE ESTUDIO

    Y eso, en casa, es más fácil de hacer que fuera.

    El día D y a la hora H, cuando nos tenemos que poner a estudiar, nos acordamos de que hay una lavadora pendiente, de colgar el cuadro que lleva dos años arrinconado, de… ¡excusas!

    Por otro lado, estudiar en una biblioteca también tienes sus ventajas e inconvenientes.

    Tal vez la mayor ventaja sea la de que se nos hace más difícil procrastinar.

    Ya que hemos llegado allí, hemos encontrado sitio y estamos más o menos a gusto, ¿no vamos a aprovechar el tiempo?

    También que en una biblioteca el silencio es obligatorio, aunque sabrás por experiencia que es más común escuchar un constante murmullo, sillas que se arrastran, etc.

    Se supone que es un ambiente de estudio, sin embargo, las sillas a lo mejor no son tan cómodas, a veces es complicado encontrar sitio, no están abiertas justo en el momento en el que las necesitas…

    En fin, que, si queremos, podemos encontrar mil y un motivos para no estudiar, pero, si quieres lograr tu objetivo, te aseguro que es igual de fácil encontrar miles para sí hacerlo.

    Espero que estas técnicas te ayuden a conseguirlo.

    Cualquier duda, aclaración o comentario, puedes escribir a [email protected].

    Leave a Comment: